Banca tradicional vs. banca digital

2022-08-04

El uso de las herramientas digitales es cada vez más frecuente en todo tipo de escenarios cotidianos. Por supuesto, dentro de estos casos o ejemplos del día a día, también se contempla la utilización de la tecnología en temas de finanzas, puesto que las características de la banca tradicional deben adaptarse a las necesidades actuales de la industria y las exigencias de los usuarios. 

Por eso, con el objetivo de que usted pueda conocer más al respecto, entender en qué se diferencia la banca tradicional de la banca digital, cuáles son las características básicas de cada una y cómo se complementan entre sí, lo invitamos a que lea la siguiente nota. 

 

Banca tradicional

 

La banca tradicional es conocida bajo la imagen de una entidad financiera que se encarga de recibir depósitos, movilizar dinero y brindar préstamos a personas naturales o jurídicas. Por supuesto, para que esto sea posible es necesario contar con permisos o licencias legales, que permitan constituir la prestación de servicios financieros y la gestión de patrimonio. 

Generalmente, los bancos tradicionales se dividen en tres tipos diferentes y están regulados por el gobierno o el Banco Central de cada país. Los tres tipos que existen son: 

 

-Bancos corporativos. 

 

-Bancos minoristas.

 

-Bancos de inversión.

 

Banca digital

 

Teniendo en cuenta algunas de las características y ventajas de la banca tradicional, es posible hablar de una variable que ha surgido en los últimos años como respuesta a la aparición y consolidación de la tecnología: la banca digital. Esta se caracteriza por: 

 

-Permitir el traslado de algunos servicios bancarios presenciales a la virtualidad. 

 

-Garantizar el uso y movimiento del patrimonio por medio de aplicaciones digitales. 

 

-Agilizar transacciones en línea y brindar asesoría a través de herramientas online. 

 

-Facilitar las actividades bancarias a través de medios electrónicos. 

 

 

Diferencias entre banca tradicional y banca digital

 

Contraponer la banca tradicional vs. la banca digital es una excelente manera de entender sus diferencias y permitir que los usuarios puedan divisar de manera más certera y honesta qué factores destacan en cada caso. Por lo tanto, a continuación le compartimos información vital al respecto: 

 

- Disponibilidad:

 

Mientras la banca tradicional cuenta con un horario limitado, la banca digital permite que las personas puedan acceder a ciertos servicios 24/7.

 

- Adaptabilidad:

 

La banca digital, al ser un medio más flexible, se adapta a las necesidades del mercado y a los requerimientos de los usuarios. 

 

- Seguridad:

 

La banca tradicional permite que los procesos de seguridad y autenticación sean mucho más privados, mientras que en la banca digital (si no se usa adecuadamente) puede generar mayores riesgos de vulneración de datos o transacciones. 

 

- Capacidad:

 

La banca digital puede recibir mayor volumen de usuarios y procesar de manera simultánea grandes cantidades de información. 

 

A pesar de que ambas opciones cuentan con diferencias notables, esto no significa que pueda distanciarse una de la otra. De hecho, para lograr un buen equilibrio en las finanzas personales de cada ciudadano, aún es necesario que ambos tipos de banca coexistan y se complementen de manera activa. 

 

Esperamos que la nota de hoy le sea muy útil al momento de manejar su dinero y además le permita conocer las opciones que se encuentran disponibles en el sector económico para facilitar sus procesos. Por eso, si le interesa saber más al respecto, lo invitamos a que se suscriba a nuestro blog de asesoría financiera: Blog Finanzas en Sociedad. ¡Lo esperamos!



Más sobre finanzas personales
Agosto 04, 2022
LO MÁS RECIENTE
Suscríbase
Síganos de cerca suscribiéndose a nuestro boletín