Ciclo económico: concepto y fases

2022-09-12

A diferencia de lo que muchos imaginamos, el comportamiento que evidencia la economía en un país no se mantiene uniforme o igual durante el paso del tiempo. La economía es una ciencia que a diario se ve expuesta a un sinnúmero de variables que irremediablemente provocan transformaciones en su conducta. No obstante, este hecho no traduce que la economía no se rige bajo unas normas, ya que al igual que otras ciencias humanas, la economía responde a unas técnicas y teorías básicas. 

 

Entre todas ellas está el ciclo económico. Un conjunto de fenómenos económicos que son estudiados en la rama de la macroeconomía con el objetivo de comprender las causas, comportamiento e intensidad que puede atravesar en un determinado momento la economía de una nación, o incluso, la economía mundial. ¿Le gustaría aprender más acerca de este sistema? Siga leyendo, en este artículo le explicamos qué es y cuáles son las características del ciclo económico.  

 

¿Qué es el ciclo económico? 

 

El ciclo económico, también conocido como ciclo comercial o fluctuaciones cíclicas, hace referencia al conjunto de variaciones (ascendentes o descendentes) que atraviesa la economía de un país o del mundo en general a raíz del dinamismo evidenciado en sus indicadores económicos como el PIB, las cifras de empleo, porcentaje de inflación, tasas de interés, tipo de cambio (divisas), entre otros. 

 

El ciclo económico, que fue descrito por primera vez por el experto en economía y finanzas Wesley Clair Mitchell, a mediados del siglo 20, se compone de cuatro fases básicas: expansión, auge, recesión y depresión; y, a su vez, se expresa en tres tipos de ciclos: ciclo corto (con duración media de 40 meses), ciclo medio (con una duración aproximada de 8 años y medio) y el ciclo largo (con una duración de cerca de 50 a 60 años). 

 

Fases del ciclo económico 

 

Ciclo económico en las empresas

(Imagen tomada de Lifeder)

 

 Como mencionamos anteriormente, el ciclo económico contempla usualmente cuatro etapas específicas: expansión, auge, recesión y depresión. Ellas a su vez están clasificadas en fases ascendentes y fases descendentes. A continuación las explicamos:

 

- Fases descendentes

 

Durante estas fases, los individuos cuentan con una capacidad adquisitiva más alta, lo que a su vez genera un crecimiento en la demanda de productos y servicios.

 

1. Expansión: en esta etapa, se ve multiplicada de manera considerable la actividad económica. Los consumidores se sienten más confiados respecto a sus finanzas personales y se ven motivados a adquirir más bienes y servicios. Este aumento en la demanda permite que las empresas creen nuevos empleos, lo que a su vez genera un incremento en la calidad de vida y bienestar de las personas. 

 

2. Auge: también conocido como pico. Hace referencia al momento de mayor abundancia, desde todos los aspectos, en la fase ascendente. A pesar de entenderse como un periodo de prosperidad, es una fase que genera un “recalentamiento” en la economía a raíz del exceso de oferta de productos y servicios. El ciclo económico en las empresas aparenta ser de máxima estabilidad y es precisamente por este hecho que las compañías empiezan a ampliar e incrementar sus procesos de contratación de personal. 

 

- Fases descendentes

 

Por su parte, las fases clasificadas como descendentes se destacan por la contracción de las actividades económicas y la obvia disminución de la capacidad adquisitiva de los individuos. 

 

3. Recesión: durante esta etapa, la economía de un país enfrenta caídas en todos sus indicadores relacionados con la producción, el empleo, el consumo, etc. Es un punto en el que el crecimiento económico pierde fuerza y el PIB empieza a arrojar porcentajes negativos. Si este escenario se presenta de manera abrupta, los economistas lo denominan “crisis”. 

 

4. Depresión: es el punto más bajo al que puede llegar una economía. Los consumidores ven desestabilizadas sus finanzas y con ello, su capacidad para adquirir los bienes y servicios que oferta el mercado, se pierde. A su vez, se experimenta un descenso en la calidad de vida de las personas y el Estado empieza a registrar altas cifras de desempleo, pobreza, y descenso de los precios. A causa de este fenómeno, las economías empresariales enfrentan bajos niveles de ingresos, lo que los conduce a recortar personal o a detener por completo el proceso de contratación de colaboradores. 

 

Ahora bien, esperamos que con el contenido que hemos compartido a lo largo de este artículo, usted comprenda más a profundidad cómo funciona o puede llegar a comportarse la economía de una nación. Si desea seguir actualizada acerca de temas de interés de tipo financiero como la bolsa de valores, los fondos de pensión, el trading, etc., suscríbase a nuestro blog de economía.



Más sobre finanzas
Septiembre 12, 2022
LO MÁS RECIENTE
Suscríbase
Síganos de cerca suscribiéndose a nuestro boletín