Ser emprendedor es más que ser su propio jefe

Quienes desean crecer profesionalmente no siempre optan por entrar a una empresa y adquirir experiencia laboral. Actualmente, el emprendimiento es un tema que está resonando mucho en las personas que quieren tener su propio negocio, lograr metas de crecimiento y reconocimiento en el mercado. No obstante, para iniciar se requieren ciertos aspectos de planificación, contar con el capital de inversión y desarrollar la idea lo más claro posible, pactar metas, definir productos y servicios, entre otros.

 

En la tarea de emprender se pueden cometer algunos errores por falta de conocimiento sobre las implicaciones de ser su propio jefe, pues es al que va más allá de tener su propio horario, dirigir, ser propietario o accionista. Hay algunos caminos que pueden facilitar el camino a quienes empiezan en este mundo, de acuerdo a algunos expertos, no solo es importante tener en cuenta el aspecto financiero y administrativo, sino personal y motivacional, ya que los retos se asumen con altas y bajas, lo importante es perseverar.

 

Una de las características más notables dentro del universo del emprendimiento es que, mientras una empresa tradicional ya ha construido un horizonte en el mercado, llegar con nuevas ideas e innovación siempre impondrá cierta incertidumbre sobre el futuro. Y es aquí donde arriesgarse es tan importante para saber si es un proyecto escalable, que puesto en marcha tiene o no posibilidades de ser exitoso. Se necesita disciplina, proyección, mercadeo, organización y ejecución para lograr grandes resultados.

 

Emprender beneficia a todos, mantenerse aún más

 

Crear ideas de negocio, además de ser la oportunidad de emprender y ser independiente, aporta bienestar financiero al país y genera empleo. Ahora bien, la presencia de la micro, pequeña y mediana empresa es de vital importancia ya que, según estudios, genera el 80% del empleo en Latinoamérica y el 35% del PIB de los países ubicados en la misma región.

 

Es por eso que la mentalidad al querer montar empresa no debe estar directamente relacionada con el interés económico individual, sentirse profesional o ser su propio jefe, es necesario contemplar la postura de responsabilidad social y ambiental para que sean perdurables, satisfagan una necesidad y crezcan con el tiempo. Hoy el porcentaje de mortalidad en los emprendimientos se estima que es de un 90% y solo un 2% supera los primeros tres años de vida. Entonces, el objetivo es a incidir de forma positiva en este indicador y que los negocios permanezcan, se fortalezcan y se consoliden.

 

Piense en la relevancia que tienen las necesidades del consumidor, las mejoras que se pueden instaurar en otros negocios, las nuevas tendencias de fabricación de productos, cómo puede transformar las vidas de forma positiva y demás. Partiendo de esto, podrá definir con mayor facilidad en qué puede invertir, la cantidad de capital que necesita y las posibilidades de triunfar en el mercado.

 

La decisión de emprender es ahora: cuanto antes mejor

 

A pesar de que hay momentos donde las finanzas se complican un poco y parece que es mejor acaparar el dinero que tenemos en vez de invertirlo, lo mejor es usar el capital estratégicamente para hacerlo crecer, moverlo para ver el esfuerzo retribuido en el futuro. Con los créditos por libranza que ofrecen algunas entidades financieras de Colombia puede adquirir montos desde $1’000.000 hasta $100.000.000 con modalidad de libre inversión, tasas de interés favorables de acuerdo a su score crediticio, entre otros beneficios.

 

Aunque es necesario dar pasos firmes, también debe empezar a construir desde ya las ideas y los proyectos, no aplazar, materializar cada uno de las cosas que tiene en mente y tomar decisiones a pesar de parecer un poco incierto. Una recomendación indispensable es asesorarse, investigar y utilizar todas las herramientas que actualmente hay a disposición para sacar el mejor provecho.

 

 

 

Leer más:

 

Mayo 18, 2020
LO MÁS RECIENTE
Suscríbase
Síganos de cerca suscribiéndose a nuestro boletín