Compra de cartera: aspectos que debería saber

La compra de cartera es una de las soluciones financieras que ofrecen algunas entidades para que los clientes que ya cuentan con productos de crédito y tienen con otras entidades, puedan asumir la deuda con un solo banco para mejorar las condiciones de los préstamos como solo pagar una sola tasa de interés, cuota, entre otros aspectos que alivian la presión sobre el presupuesto para saldar en cada una de las responsabilidades económicas.

 

Es una estrategia idónea para que los diferentes clientes opten por esta alternativa para que no sucedan situaciones, como la bola de nieve. Consiste básicamente en la compra total de las deudas en bancos y/o cooperativas por parte de otra entidad que esté haciendo la oferta, de forma tal que ahora asume una sola responsabilidad financiera, unifica las obligaciones y esto implica mejorar el flujo de caja y salir de estas circunstancias con condiciones probablemente más tranquilas y fáciles de asumir.

 

Esta modalidad financiera es muy usual para todo lo que vendría siendo préstamos de consumo, como por ejemplo, tarjetas de crédito, libre inversión y libranzas, y aunque para créditos hipotecarios no es tan común también puede evidenciarse y llevarse a cabo, todo depende de la entidad y las posibilidades que tenga dispuestas para su cliente. Sin embargo, es imprescindible entender que la compra de cartera no soluciona de fondo el problema que usted pueda tener por endeudamiento, pero sí es una medida que tiene algunas ventajas, pero primero es necesario saber en qué momentos es apropiado hacerlo.

 

¿Cuándo es oportuno solicitar una compra de cartera?

 

• La compra de cartera implica que está cambiando de entidad financiera, eso significa un nuevo acreedor, diferentes términos y condiciones de crédito, y esto puede que mejore la situación significativamente, sobre todo porque al banco le conviene tener un nuevo cliente y esto es conveniente cuando tenemos más de una deuda con diferentes prestadores.

 

• La segunda y no menos importante es que usted desee mejorar las condiciones, teniendo en cuenta las ofertas relacionadas con una tasa de interés más baja o igual, pero por varios créditos, un nuevo plazo de paso y, por consiguiente, con una cuota más baja de lo que ya venía pagando mes a mes.

 

• Si usted siente la necesidad de refinanciar su crédito porque siente que no está teniendo la capacidad financiera para cumplir con su responsabilidad, esta es una muy buena idea, sobre todo porque es mejor no esperar a que ya se vea en una situación desfavorable donde las deudas se acumulan cada vez más y se convierten en un verdadero problema. No obstante, si es su caso, consolidarlo es la mejor alternativa.

 

• Uno de los métodos más eficientes para identificar cuándo solicitar este producto financiero es analizando si está usando más del 30% de sus ingresos en pagar deudas. En el momento que usted logre darse cuenta de esto, será indispensable que encuentre alguna alternativa que le permita salir de eso, ya que es una bola de nieve que cada vez se hará más grande, sobre todo porque con una planeación inteligente no sucederían este tipo de situaciones.

 

El objetivo es que haya una mejor administración de sus recursos, que pueda continuar cumpliendo sueños y acumulando capital para garantizar un futuro tranquilo y seguro. Lo importante es que sea consciente y adquiera un compromiso sincero con la responsabilidad de sus pagos, ya que esta postura es absolutamente indispensable para la compra de cartera, de no ser así, podría llegar a sobre endeudarse nuevamente. Continúe leyendo temas de interés en este blog de asesoría financiera para que tome las mejores decisiones y garantice bienestar a su capital.

 

 

 

Leer más:

 

Junio 04, 2020
LO MÁS RECIENTE
Suscríbase
Síganos de cerca suscribiéndose a nuestro boletín