Crédito de consumo: Todo lo que debe saber

Los créditos de consumo son herramientas que permiten cubrir necesidades, mejorar la economía y finanzas en general, por medio de las cuales se alcanzan metas deseadas. Lo que representa un verdadero desafío para muchos es los métodos y organización que llevarán a cabo para asumir la responsabilidad con la entidad y poder asumirla con total tranquilidad para sanear el préstamo y acceder a otros en un futuro. 

 

Comprar una casa, un carro, un local comercial u otros bienes y servicios, las entidades financieras en Colombia cuentan con productos personalizados según el perfil de cada cliente, con el compromiso y objetivo de que el solicitante pueda cumplir con el pago determinado mes a mes y esto, en vez de perjudicar su economía y finanzas, las mejore.

 

Cómo funcionan los créditos de consumo

 

Los créditos de consumo son de fácil contratación, pueden ser usados como libre inversión -o como compra de cartera-. Tienen beneficios especiales en tasa y formas de pagos, según el score crediticio, historial e ingresos del solicitante, en algunos casos pueden ser por recaudo de libranza, lo cual permite descuento del pago de las cuotas directamente de la mesada pensional o de nómina. En Colombia hay actualmente 27,8 millones de adultos con al menos un producto financiero, de los cuales 13,8 millones tienen algún tipo de crédito.

 

Estos préstamos pueden solicitarse a entidades bancarias o directamente en el lugar donde desea adquirir el bien en cuestión, facilitando así la financiación del mismo. La mayoría de bancos brindan la posibilidad de contratar un crédito de consumo, todo es cuestión de que sepa analizar las diferentes opciones y alternativas, requisitos y tasas para que haga la mejor elección en coherencia con lo que más le favorezca.

 

¿Qué tipos de crédito de consumo hay en el mercado?

 

Por cada necesidad, las entidades financieras cuentan con un amplio portafolio de créditos que se adaptan al requerimiento de cada cliente. Sin embargo, entre los más comunes es posible encontrar crédito de libre inversión o consumo, los cuales son usados para diferentes propósitos, como la compra de carro, moto, viajes, entre otros, seguidos de los créditos de vivienda y para compra de vehículo.

 

Si usted desea comprar vivienda, puede acceder al tradicional préstamo hipotecario. Se trata de una responsabilidad financiera destinada exclusivamente a este fin, de mediano a largo plazo y se le entrega a la constructora de vivienda. Generalmente cubren hasta el 70% del valor del inmueble, o incluso solo el 25% que corresponde al monto para separar la propiedad.

 

De igual manera, quienes buscan alternativas para financiar la educación de sus hijos o propia, es posible encontrar créditos desde $1.000.000 hasta $100.000.000 con tasas de interés mensual fija durante la vigencia del préstamo, que se pueden llegar a pagar hasta en 140 meses y la institución educativa recibe directamente el desembolso. Se trata de condiciones favorables en las que incluso el estar reportados en centrales de riesgo no es un motivo para negar la aprobación del crédito.

 

A diferencia de los créditos tradicionales, está el “leasing” habitacional que es un mecanismo de financiamiento en el que la entidad bancaria adquiere la vivienda por medio de la solicitud del cliente y entrega el inmueble en arrendamiento durante un lapso de tiempo determinado y acordado previamente.

 

Consejos para elegir las mejores condiciones de crédito de consumo

 

• Investigue y busque al menos tres opciones de financiamiento en el que pueda comparar las diferentes variables y condiciones de crédito para definir cuál es el que más le conviene teniendo en cuenta formas de pago, intereses, seguros, gastos de apertura, entre otros. Dentro de esto, debe contemplar si están o no penalizados los pagos anticipados en caso tal de que usted desee hacer el pago inmediato total del préstamo.

 

• Utilice simuladores de crédito de consumo que le permitan identificar si está dentro de sus posibilidades y capacidad financiera el asumir una responsabilidad económica con una entidad. Lo más importante es que opte por una organización de su dinero para que pueda pedir préstamo con total tranquilidad y lo adquiera teniendo claridad sobre número de cuotas, montos, interés, etc.

 

• Según los expertos en finanzas el método más eficiente para conseguir un préstamo con condiciones de crédito favorables y acordes a su capacidad financiera es comparar la Carga Anual Equivalente o CAE, los servicios que ofrecen estas instituciones. La idea es que no vaya a superar el 30% de sus ingresos mensuales o los de su núcleo familiar en total.

 

Requisitos para solicitar un crédito de consumo

 

En general la gran mayoría de entidades financieras tienen un mínimo de requerimientos para la aprobación y desembolso de los créditos. Sin embargo, si usted es cliente seguramente le pueden solicitar menos documentos ya que tienen conocimiento sobre su comportamiento y accionar de pagos. 

 

Generalmente los requerimientos son poseer una renta o ingreso de salario mínimo acorde al monto del préstamo solicitado; tener un mínimo de 18 años y un máximo que depende de la cantidad solicitada; tener un historial crediticio positivo en el mejor de los casos, contar con un respaldo financiero para respaldar la deuda, entre otros.

 

Los créditos de consumo son la solución para alcanzar importantes metas en la vida, según la entidad financiera se adaptan a los clientes. Tanto así que, actualmente es posible contar con préstamos para personas que no tienen historial crediticio o está reportado en centrales de riesgo, el objetivo es que cada uno de sus propósitos cuenten con una planeación financiera que facilite el pago y garantice el cumplimiento en cada una de las cuotas.

Diciembre 16, 2020
LO MÁS RECIENTE
Suscríbase
Síganos de cerca suscribiéndose a nuestro boletín