Valor compartido: beneficios para el entorno

Las empresas día a día están buscando ser más competitivas y encontrar filosofías que permitan desarrollar una responsabilidad social y medioambiental que plantee mejoras y se enfoquen en beneficiar tanto a los trabajadores como a los diferentes ecosistemas. Y es ahí cuando surge el término del valor compartido en las organizaciones, el cual es relativamente reciente (2011), pero que ha generado un gran impacto y cada vez resuena más debido a su planteamiento.

 

De acuerdo al artículo escrito por Michael Porter, profesor de la Universidad de Harvard titulado “cómo arreglar el capitalismo”, en donde fue escuchada por primera vez la estrategia de valor compartido en las empresas, se indica sobre la relevancia de actuar de forma anticipada para generar aspectos adicionales que destaquen las acciones, basándose en el bienestar de todos, no solo para la organización, sino para la sociedad en general. Señala el experto que “el concepto se basó en la experiencia de Nestlé, una empresa que cambió su estrategia y dejó de ofrecer productos tradicionales de alimentación para brindar salud y bienestar”.

 

Para empezar es imprescindible destacar que para la creación de valor compartido en las empresas, el desarrollo sostenible debe ser intrínseco, es decir, que se implementan todas las prácticas, estrategias y políticas para mejorar su imagen, reputación, rentabilidad e ingresos, pero que a su vez contribuya de manera significativa en lo social, lo económico y por ende, que sus actividades y servicios mitiguen el cambio climático. Michael Porter asegura que “se trata de entender que, si bien las empresas deben generar ganancias, mejorar sus finanzas, no debe hacerse de espaldas al desarrollo social de las comunidades donde opera la empresa”.

 

¿Cómo se puede crear valor compartido?

 

Ahora, el gran interrogante es, de qué forma las empresas pueden implementar este valor agregado que los hará crecer cada día y lograr resultados esperados y más… Y básicamente, aunque parezca obvio, es empezar por modificar la filosofía, los valores organizacionales, reflexionando sobre de qué forma se pueden mejorar los procesos internos para que haya una perspectiva integral sobre lo social y lo ambiental que funcione en el futuro.

 

Es indispensable tener en cuenta los pasos para poder implementarlo: el principal es trabajar en la pedagogía al interior de la empresa y esto implica comprender en su totalidad el concepto para que el liderazgo sea el precursor desde la alta gerencia hasta los máximos líderes en conjunto con todos los equipos de trabajo; prácticas que al fin y al cabo terminan mejorando la rentabilidad de la organización. Como segunda instancia, el diálogo y la cooperación son fundamentales para comprender cada una de las oportunidades que se presentan para generar valor compartido.

 

Dentro de la economía empresarial entender el negocio para que se favorezcan cada uno de los procesos, es necesario apropiarse cada uno de los objetivos de responsabilidad social y medio ambiental, y que no solo haga parte del ámbito laboral, sino que sean prácticas que se acuñen en la cotidianidad del hogar y demás escenarios.

 

¿Cómo se benefician las empresas al usar el valor compartido?

 

Son muchos los beneficios que aporta; sin embargo, es importante recalcar que ejercer el negocio de una forma más sostenible es uno de los principales, y este, por consiguiente, trae otros relacionados con buena reputación, imagen, y atracción de nuevas alianzas y clientes.

 

Por otro lado consolidarse con una visión, social, ambiental y con desarrollo económico hace que el negocio sea mucho más incluyente, lo cual hace que sea innovador y que si no lo tiene, se mantenga en una búsqueda constante porque sus productos y servicios se mantengan dentro de un margen que exige nuevos planteamientos para generar el menor impacto posible en los ecosistemas y que por el contrario contribuya a mejoras constantes.

 

El vicepresidente de la Cámara de Comercio asegura que “innovar sus productos y la forma en que puede mejorar toda la cadena de valor de la que hace parte, así mejorará el entorno para el desarrollo del negocio y lo hará más competitivo y rentable”. Ahora que sabe sobre este concepto y todas las ventajas que garantiza, encuentre en el blog de finanzas todo tipo de temas relacionados con oportunidades de negocio, desafíos y nuevos métodos para incursionar en la innovación y estar cada día más a la vanguardia de todo lo que surge en el sector empresarial.

 

Leer más:

 

Julio 15, 2020
LO MÁS RECIENTE
Suscríbase
Síganos de cerca suscribiéndose a nuestro boletín